La maleta del náufrago

Algunas reflexiones. Emilio Pascual. “La maleta del náufrago” es un proyecto en el que sigo reflexionando sobre la pintura y su importancia en la creación de cualquier artista.
“De viajes y regresos” fue la exposición que realicé en el Palacio Almudí de Murcia la primavera de 2016. Con este título reflexionaba sobre el viaje, la búsqueda y el encuentro al que todo pintor se enfrenta en el proceso creativo. Un viaje de idas y venidas, de sorpresas en las que el creador es el primer espectador de lo que surge.
Y en todo viaje siempre hay una maleta, por eso este título. Y en la mía hay pintura y quiero que siempre haya pintura. Quiero que mis viajes siempre sean en torno a la pintura. Que siempre haya pintura en mis búsquedas y encuentros y también en mis errores y en mis naufragios. Por tanto es un homenaje a la pintura.
Seguir pintando toda mi vida es lo que quiero. La exposición que realicé en la Fundación Pedro Cano recientemente quise titularla "Con las manos llenas de colores". Es un gesto, una actitud ante la vida. Siempre estar trabajando, descubriendo. No estoy de acuerdo con esos artistas que saben demasiado bien qué quieren hacer. El pintor, ante el vacío, ante ese espacio en blanco del lienzo, no tiene otra referencia que el diálogo que se establece entre él y ese soporte sobre el que se crea el pensamiento que intenta dar sentido a la imposibilidad de razonar. Yo trabajo sin boceto, sin proyecto. De aquí viene la necesidad de concentrarse, de seguir paso a paso, de pedir a cada obra lo que ella quiere ser. Sentarse ante el vacío, ante la duda, es el momento más importante, y será en la decisión primera donde se empezará a generar todo el proceso de creación. Creo en la práctica de la pintura como generadora de pensamiento, como generadora de conocimiento, donde la reflexión es la misma práctica; “no es lo que quiero decir, sino cómo lo digo”. Hay que meterse dentro de la obra y seguro que surgirá la sorpresa que excite nuestra conciencia, esto es la autentica creación, una sorpresa que nos impide adormecernos. “Para mí la pintura es siempre lo desconocido, nunca se lo que vendrá” dice Bram Van Velde. En este momento cuenta más la sensibilidad, la emoción, la actitud, el sentir… que lo que desde la razón podamos reflexionar.

 

Antes del viaje. Óleo sobre lienzo 150x150 cm

Lo cercano. Óleo sobre lienzo 150x150 cm

Estancia. Óleo sobre lienzo 150x150 cm

El reflejo amarillo. Óleo sobre lienzo 150x150 cm

Viaje a la mirada Óleo sobre lienzo 150x150 cm

Los amarillos. Óleo sobre lienzo 150x150 cm

Sobre las diez de la noche. Óleo sobre lienzo 150x150 cm

Desde aquél verano. Óleo sobre lienzo 150x150 cm

Desde el azul. Óleo sobre lienzo 150x150 cm

La maleta del náufrago I.  Tinta china sobre papel. 56x24cm

La maleta del náufrago II.  Tinta china sobre papel. 56x24cm

La maleta del náufrago III.  Tinta china sobre papel. 56x24cm

La maleta del náufrago IV.  Tinta china sobre papel. 56x24cm

La maleta del náufrago V.  Tinta china sobre papel. 56x24cm

La maleta del náufrago VI.  Tinta china sobre papel. 56x24cm

La maleta del náufrago VII.  Tinta china sobre papel. 56x24cm

La maleta del náufrago VIII.  Tinta china sobre papel. 56x24cm

La maleta del náufrago IX.  Tinta china sobre papel. 56x24cm

La maleta del náufrago X.  Tinta china sobre papel. 56x24cm

La maleta del náufrago XI.  Tinta china sobre papel. 56x24cm

La maleta del náufrago XII. Tinta china sobre papel. 56x24cm